¿Qué es un SPA?

Aunque no lo parezca, un spa se puede considerar un establecimiento turístico, ya que es un espacio donde cualquier persona tiene la posibilidad de invertir su tiempo libre en actividades relajantes, para el cuidado facial y corporal, generalmente externos.

La palabra SPA proviene del latín: Salus per aquam y significa «Salud a través del agua»

Primero, un poco de Historia

Civilizaciones como la de Egipto, Bélgica y Grecia creían que ocupar el agua para asearse ayudaba a purificar el alma y cuerpo a través de diferentes rituales. Sin embargo, no fueron ellos, sino los romanos los que crearon el primer concepto de spa al que llamaron «termas».

Una de las termas romanas más importantes fueron las Termas de Diocleciano, construidas desde el siglo IV promovidas por el emperador Diocleciano, con capacidad para más de 3000 personas y diferentes salas de baño, cafetería, vestuario, etc. Actualmente es el Museo Nacional Romano, Termas de Diocleciano.

Para los romanos las termas significaban el centro de la vida social, pero su objetivo principal era conservar un buen estado de salud.

¿Cómo eran los spa romanos?

Casi todos en forma de circuito disponían de:

1. Vestuario (Apodyterium)

2. Sala de temperatura fría (Frigidarium)

3. Sala de temperatura tibia (Tepidarium)

4. Sala de temperatura caliente (Caldarium)

5. Sauna (Laconicum)

6. Baño de vapor

7. Gimnasio (Palestra)

8. Tienda/Cafetería (Tabernae)

9. Biblioteca

Los Spa en la actualidad

Finalmente, la idea de los spa se fue expandiendo y mejorando con el paso de los años gracias a los visibles resultados en la salud interna y el aspecto físico de las personas, por diferentes países de Europa, Asia y en Estados Unidos, hasta lo que ahora conocemos.

Sin embargo se puede decir que las actividades que se realizan en los spa actualmente, fueron extraídas de civilizaciones milenarias, como por ejemplo en Japón, donde hay más de 2000 fuentes, de agua fría y caliente, las que antes visitaron los samuráis y los soldados nobles.

Los spa en la actualidad son accesibles a todo tipo de público, con masajes, tratamientos faciales y terapias que pueden ser aplicadas tanto a niños, como a adultos, independientemente de su genero o sus posibilidades económicas; con el objetivo principal de crear un ambiente de relajación y cuidado de la belleza externa.

Por: Rubí Jiménez Ocaña